Gran Minga Andina, una integración para los Pueblos

Gran Minga Andina, una integración para los Pueblos

A 235 años del nacimiento de Simón Bolívar, reivindicamos su utopía de unidad, él comprendió que nuestros pueblos, hermanados como un solo puño, podrían afrontar las vicisitudes del nuevo orden mundial, que a la época ya suponía la integración de grandes bloques económicos, frente al retraso social de nuestros pueblos.

Nuestros procesos de integración en América Latina tienen un antecedente histórico fundamental en nuestros pueblos originarios. El Qhapaq Ñan, proyecto que hoy rescata el Parlamento Andino y al que la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad, es el mayor ejemplo de integración física de lo que conocemos como la región andina. Hace mil años, nuestros pueblos ya se hermanaban por un sistema vial que les permitía generar relaciones culturales e intercambio de bienes a lo largo de 5.200 km de longitud de camino principal, y de un entramado de alrededor de 30.000 km.

Así, la historia nos enseña que solamente desde la unidad es posible afrontar los desafíos del mundo actual. La integración es la respuesta más moderna, eficiente e inteligente frente a la economía mundial. La conformación de un poderoso bloque que dinamice la economía de nuestra región y genere condiciones para el desarrollo de nuestros pueblos. Para lo cual, es necesario repensar los mecanismos con los que contamos, desde los
organismos de integración y desde los Estados miembros.

Desde los principios de solidaridad, compañerismo, trabajo en equipo, sentido de colaboración y amor a nuestra tierra atravesada por Los Andes, convocamos a la gran minga andina para que, involucremos a todos los actores de los territorios y de la región en la construcción de ese objetivo común, por el bienestar de todos.

Para esta minga debemos involucrar a los Andes profundos, inclusive, a los espacios desconocidos para los propios
gobernantes, pero que son, en la realidad, las bases de la economía de nuestras naciones, para lo cual es necesario
reconocer las capacidades locales como eje motriz del desarrollo armónico de nuestros países. Debemos partir desde la integración interna en cada uno de los territorios con sus propias complejidades.

El desarrollo de Marcos Normativos es uno de los hitos de la gestión del Parlamento Andino; debemos establecer la hoja de ruta para que Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú tomen las nomas andinas como punto de partida para el desarrollo de legislación interna y política pública estatal, para que podamos enfrentar unidos las problemáticas comunes en el continente.

Tenemos que incorporar a la Academia y potenciar los grandes esfuerzos e iniciativas que se tiene a nivel andino.
Generar pensamiento crítico que replantee el sistema actual y nos impulse a la construcción de una sociedad más justa.

Trabajamos en un Marco Normativo para la Acreditación Universitaria en la región, en función de la formación de los talentos con los más altos estándares de calidad académica. Dados los problemas de seguridad que afectan a varias de nuestras naciones, también aprobaremos el Marco Normativo de Seguridad en la Región.

Además, debemos involucrarnos en los Gabinetes Binacionales e impulsarlos en todas las fronteras, para fortalecer la integración y que cuenten con la participación decidida de los parlamentarios andinos, como representantes regionales capaces de brindar asesoría técnica y fortalecer los mecanismos de diálogo entre nuestros países.
Como decía el Libertador: “la unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable
decreto del destino”.

 

Hugo Quiroz Vallejo
Presidente del Parlamento Andino
Parlamentario andino por Ecuador

27 Agosto, 2018