Noticias

Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura

Por una región Andina libre de torturas. 

Alrededor del mundo han existido innumerables casos de tortura que, sin duda alguna, vulneran los derechos humanos de aquellas personas o grupos poblacionales que se enfrenta a este trato inhumano. A pesar de que hoy en día las cifras de tortura han disminuido gracias a diversos actores como los medios de comunicación, los organismos internacionales y los gobiernos mediante el aumento de sanciones, es necesario continuar trabajando por la erradicación de este flagelo y por la dignificación de las víctimas [1]. 

Es importante resaltar que todo acto de tortura es considerado como un crimen en el derecho internacional. Además, diversos instrumentos internacionales condenan estas acciones, por lo tanto, no pueden justificarse en ninguna circunstancia. Esta prohibición, al ser parte del derecho internacional consuetudinario, es vinculante para todos los miembros de la comunidad internacional, aun cuando un Estado no haya ratificado los tratados internacionales en los que se este prohíbe explícitamente [2]. 

De este modo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, por recomendación del Consejo Social y Económico, mediante la resolución 52/149, estableció el 26 de junio como el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura. Este día, marca el momento en que, en 1987, entró en vigencia la Convención de la ONU contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, uno de los instrumentos clave en la lucha contra la tortura. Hoy, la Convención ha sido ratificada por 162 países [3].

Además de esto, los Estados de la región suscribieron la Convención Americana sobre Derechos Humanos, también denominado Pacto de San José de 1978, en donde las partes se comprometieron, no sólo a afianzar la protección de los derechos humanos, sino también a otorgar las garantías suficientes a las víctimas, asegurando correcta reparación en el ámbitos jurídico y psicológico, al tiempo que se evita una posible repetición del sufrimiento [4].

El Parlamento Andino se suma a los esfuerzos para promover la lucha y erradicación de cualquier forma de tortura. Por ello, desde la Comisión Quinta de “Derechos Humanos, Desarrollo Social y Participación Ciudadana”, se viene trabajando en la protección de los derechos, la dignidad humana y la eliminación de la discriminación de los ciudadanos y ciudadanas de la región Andina. 


Fuentes: 

[1] ONU (s.f) Métodos de lucha contra la tortura. Folleto informativo No. 4. Recuperado de: https://www.ohchr.org/sites/default/files/Documents/Publications/FactSheet4Rev.1sp.pdf 

[2] CIDH (1985) Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura. Recuperado de: https://www.oas.org/es/cidh/mandato/Basicos/tortura.asp#:~:text=Igualmente%2C%20los%20Estados%20partes%20tomar%C3%A1n%20medidas%20similares%20para%20evitar%20otros,penas%20crueles%2C%20inhumanos%20o%20degradantes.&text=Los%20Estados%20partes%20garantizar%C3%A1n%20a,el%20caso%20sea%20examinado%20imparcialmente

[3] ACNUR (s.f) Relator Especial sobre la Tortura. Recuperado de: https://www.ohchr.org/es/special-procedures/sr-torture 

[4] OEA (1978) Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José). Recuperado de: https://www.oas.org/dil/esp/1969_Convenci%C3%B3n_Americana_sobre_Derechos_Humanos.pdf 



Gracias por compartir nuestro contenido